martes, 7 de diciembre de 2010

Equipo Biofrutas.

Entre mis dones, que no son tantos como hago creer a quien acabo de conocer en un bar, de noche, recién afeitado, con mis mejores ropas y con estridente música de fondo, no se encuetra la memoria. Quienes me conocen de hace tiempo sospechan de mí cuando afirmo semenjate certeza ya que ellos saben que recuerdo con claridad casi enfermiza diálogos completos de películas que he visto una sola vez, párrafos de libros, conversaciones de hace años y que soy capaz de enumerar de manera obsesiva todos los detalles que había en un lugar. Tengo alma de autista, eso ya lo se.

El problema de mi memoria es que si bien recuerdo muchas cosas (la mayoría banales) no puedo hacerlo de manera selectiva, siendo el azar el que me lleva a retener ciertos datos sí y otros no.

Todo esto es para informar que hace ya tiempo los procaces (no sé muy bien el significado de esa palabra pero me encanta usarla) miembros del Equipo Biofrutas tuvieron el detalle de dejarme escribir en su blog y yo, que me presto a todo tipo de servicios aunque ello conlleve sacrificios humanos y/o de doncellas, acepté con sumo agrado.

Este es el post que confeccioné para tan insigne momento;

Cien metros torniquetes.













y que tan sólo he tardado cinco meses en recordar en este blog el suceso.

Lean blogs amigos míos, y si es acompañado de un vaso de refrescante Biofrutas (bebida que todavía no sé muy bien con qué tipo de alcohol podría mezclarse) mejor que mejor.

4 comentarios:

Chocolat Soul dijo...

Tienes un don interesante. A mi me pasa similar aunque no recuerdo con tanta amplitud. Lastima que ya no exista el que apostamos... xD

Patricia dijo...

'Es demasiado peso el recuerdo de todo lo vivido en la memoria' dice el dicho popular. Me alegra que el personaje no pueda recordarlo todo: en vez de un don sería un castigo.
Un abrazo!

álex martí dijo...

Molón molón.

moonlight dijo...

viva los dones!