martes, 2 de noviembre de 2010

No a la imprenta.

La SGAE (Sociedad General de Artesanos Escribas) quiere poner en conocimiento del público su creciente preocupación sobre el panorama actual de la litreratura.

Desde siempre el mundo la literatura se ha difundido gracias al laborioso trabajo de los escribas que, con su buen hacer y pericia en la escritura, copian las obras de los autores para que reyes, nobles, ricos empresarios y todo aquel que pueda pagar el precio de un libro escrito a mano por uno de los frailes o copistas que trabajan en nuestra sociedad, disfrute con la lectura
.

De cada obra vendida guardamos un tres por ciento para el autor que, llegado el momento, le abonamos cada vez que nos visita. Es por ello que la copia controlada de sus textos es el mejor método para que el artista pueda vivir, con ese tres por ciento, de su trabajo. Los libros que entregamos van acompañados de una lujosa encuadernación, papel grueso que asegura su duración y un prólogo escrito por el abad del monasterio en el que se ha realizado la copia de la obra. Estos exquisitos productos sólo se podrán ver en las bibliotecas de gente con gran posición social ya que nosotros mismos deseamos que nuestros libros sean exibidos y custodiados de la forma más segura.

Nuestro trabajo no sólo se limita, como gran parte del público piensa, a la elaboración de volúmenes escritos, si no que también custodiamos su divulgación, recibiendo compensaciones económicas por las obras de teatro que se realizan de nuestras copias y de los recitales de poesía que de tan de moda está en la actualidad entre la nobleza. Todas estas recaudaciones son depositadas en nuestras arcas recibiendo el autor su tres por ciento cuando nos visita.

Queremos poner en conocimiento del público la preocupación y peligro que conllevan las técnicas modernas de elaboración de llibros ya que destruye desde los cimientos el trabajo intachable de nuestros copistas. Máquinas como la imprenta están acabando a la literatura. La imprenta procura por miles las copias de las obras literarias haciendo que el valor intrínseco de un libro en edición limitada, tal y como las llevábamos hasta ahora, se devalúe, logrando que cualquiera, sea cual sea su posición social, pueda hacerse con, por ejemplo, "La Odisea de Homero". Así mismo advertimos al público que se interese en adquirir un texto realizado en imprenta de que la calidad del mismo no es la adecuada, la encuadernación de baja calidad y en ocasiones, según testimonios independientes llegados a nuestra asociación, se encuentran entre las páginas de las obras textos de dudosa calidad moral que se han incluído por error entre sus páginas. Recalcamos que la voluminosa producción de una obra literaria que produce una imprenta hace que sea imposible que el autor pueda recibir la compensación económica que se merece ya que, estas técnicas modernas, no contemplan reservar el tres por ciento por cada copia realizada, abonando al autor únicamente un pago por su obra.

No cabe duda de que la imprenta está matando a la literatura y que esta democratización de la misma no puede llevar si no a una debacle en el arte de la palabra escrita. Si esto sigue así de aquí a unos años las obras de Sócrates podrán verse en la casa de un campesino y hasta el estado podría hacerse con un gran número de libros para ponerlos al alcance del vulgo en sus edificios públicos.

Por eso desde la SGAE pedimos que el público diga NO A LA IMPRENTA. No dejemos que nos vendan obras baratas a media calidad pudiendo adquirir obras exclusivas con excelente acabado. Piensen en los escribas que viven de su trabajo, en las fábricas de plumillas de escritura que nos abastecen. No olviden a los ilustradores y a los mercaderes que nos traen tintas de exóticos colores de países aún más exóticos. Toda esta gente no puede doblegarse ante la imprenta. El trabajo de los escribas no puede desaparecer ya que es, sin lugar a dudas, una labor digna de reconocimiento que tiene que permanecer en nuestra sociedad para siempre.

Sé exclusivo, compra sólo obras realizadas por escribas. NO A LA IMPRENTA. Porque la imprenta está matando a la cultura.

8 comentarios:

moonlight dijo...

:D

Chocolat Soul dijo...

O he entendido mal o lo siento pero no estoy de acuerdo del todo... ¿Que pasa que un campesino no tiene derecho a tener su libro de mala calidad en casa si así quiere? ¿Solo es derecho del pudiente comprar obras valiosisimas mientras el pobre se ha de contentar con no saber de su existencia? Será insultar a la literatura para algunos pero para mi, todos tenemos el mismo derecho de adquirirla, no es cuestión de cuanto más tienes sino de cuanto más te interesa saber, leer o aprender. MUERTE A LA SGAE.

Javi dijo...

Chocolat, será que me he explicado mal porque estoy totalmente de acuerdo con lo que dices.

Petons a ambas!

Isa dijo...

Pues yo no lo entiendo... estoy de acuerdo con Chocolat Soul, pero no sé qué tiene de malo el invento de Guttenberg...

Sr.Atrapao dijo...

jajaja, si Guttenberg levantara la cabeza y viera como las grandes 'empresas del ramo' (goliat) amasan fortunas a costa de 'lo que vende' y ninguneando a los pequeños escritores (david) probablemente hubiera dejado una nota titulada 'La que parió a la Sgae'

Chelo dijo...

Javi, muy fino, si señor, que le den a la sgae por donde más le duela, viva el mundo digital

Samotracia dijo...

¡Qué horror, el vulgo leyendo libremente! :D

www.foto-luz.net dijo...

joder que bueno, es un texto inventado o sacado de algun monasterio del sigloXVI?? jejeje.