jueves, 4 de marzo de 2010

Cariño.

-"Sonríe, sonríe vamos, dame una sonrisita. Muy bien, es horrorosa, me estás asustando"
Matthew McConaughey.
"Cómo perder a un chico en diez días"


Cariño, he estado pensando en tí y en mi. He estado pensado en cuántas veces nos hemos visto, en cuántas veces hemos hablado y creo que nunca te he dicho lo que de verdad pienso de ti.

Cariño ¿recuerdas la primera vez que nos vimos? Ya había oído hablar de ti, sabía que pululabas por las calles nocturnas de la ciudad buscando a alguien como yo. El universo es sabio y para cada luz tiene su sombra ¿Acaso el amor no es eso, una sombra que se alimenta de la luz que la crea? Después de esa noche en la que nuestros caminos se cruzaron por primera vez todos pensaron que yo era la sombra, tú la luz. Tras nuestros encuentros nocturnos siempre volvía a mi casa con las piernas temblando de la emoción, pensaba -"¿De verdad ha estado esperándome en ese lugar para verme?, ¿Es cierto que lleva días pensando en dónde apareceré?" Me gustaba pensar que sí, que dedicabas todo ese tiempo para mi porque, cariño, yo siempre pienso en tí. Mis ropas, mi sombreros, mis zapatos, mi maquillaje, todo era para tú me vieras siempre perfecto. Yo como un pavo real, tú siempre de negro. Cariño díme ¿por qué ese color?

Cariño, nunca he renegado de mi condición, de mi locura, pero lamento haberla camuflado tanto para ti. Compréndeme soy un niño enamorado de su compañera de clase y que en el recreo le tira de las trenzas para llamar su atención. Y tú no eres tan débil como una niña, ni yo soy tan ingenuo como un niño, por eso, cariño, entiéndeme si en ocasiones te he tenido que pegar, si alguna vez te he roto algún hueso, he herido a algún ser querido porque eso lo hacía para que siguieras buscándome, para que siguieras dependiendo de mi. Un psiquiatra me preguntó una vez -"¿Por qué?". Sólo le pude responder -"Por él" Aunque de tí sólo he recibido desprecios, iras, insultos. No puedo dejar de pensar en tí pese a eso, o precisamente por eso.
¿No sentías nervios cada noche antes de vernos? Había días en los que salía sólo para verte, para sentir tus manos sobre mí. Buscaba el momento en el que poder hundir mi rostro en el óvalo de tu pecho, y los pocos abrazos que recibía de tí eran los que precedían a la lucha, a los golpes, a la batalla de una pareja de enamorados. Eso es lo que mas me gusta de tí, que veo cómo proteges a los que amas, aunque sea protegiéndoles de mí, y por un momento desearía ser yo el protegido.

Cariño, si supieras las veces en que lo único que pensaba cuando me veía esposado en la cárcel era en cuando sería la próxima vez en que nos veríamos. Tú siempre vigilante, yo siempre sonriendo. Sé que te gusta mi sonrisa por eso nunca la borro de mi rostro, por eso la dibujo en los labios de todos aquellos que me rodean. ¿No lo entiendes? Sonrío por tí, cariño. Sonrío cuando te veo, sonrío cuando te vas, sonrío cuando luchamos y cuando tengo que matar. Sonrío cuando, cariño, intento matarte. Y sólo dios sabe que he dibujado tantas sonrisas que ni yo las recuerdo ya.
Decías que mi risa te helaba la sangre, -"La risa de un loco", solías decir.

No soy tonto y sé que te he hecho ya tanto daño que jamás me lo podrás perdonar, pero ahora sólo me resta hacerte saber que todo lo he hecho porque te amo. Y no me digas que no lo entiendes porque ambos compartimos la misma locura, ambos vestimos para el otro, y ambos ocultamos en nuestras apariencias el auténtico dolor. ¿Me odias porque te lo he querido arrancar más de una vez a golpes? Lo siento, pero lo hacía para que vieras que tus miedos pueden ser vencidos.

Cariño, la vida es injusta, eso ya lo sabes, e irónica.
Es de risa ¿no crees? La lividez de mi rostro es la noche, la negrura de tu ropa es la luz. Te llaman el Caballero Oscuro cuando esa oscuridad es la que ilumina mi vida. Me llaman Joker, y aunque todos vean mi sonrisa la auténtica la reservo para tí.

4 comentarios:

Chocolat Soul dijo...

Es para decirle eso de: Pues no me quieras tanto... Esos amores obsesivos, o mía o de nadie... te pego porque te quiero demasiado... Bah, impulsos, agresividad, hijoputerismo al cubo.
Buen relato, como siempre.

Sr.Atrapao dijo...

¿has cambiado de camello?

moonlight dijo...

que bonita historia de amor entre joker y batman... si es que el amor no entiende de edades, colores o superpoderes ;)

Javi dijo...

Chocolat; llesvas toda la razón, amores así son amores malentendidos. No se lo que será el amor, pero desde luego no es una relación de sumisión.

Sr. Atrapo; ¿einch? Si ya sabes que la droga no la cato. Ahora ya no.

Moonlight; por supuesto, el amor no entiende de nada. Y me alegra que hayas mencionado al Joker y Batman porque por un momento pensé que había hilado muy fino y que la gente no llegaría a entender que el texto trata sobre estos dos personajes. Menos mal que mis lectores son tan inteligentes como vosotros.