lunes, 14 de septiembre de 2009

Un final feliz.

A mi amiga Sofi le ha dejado el novio. Es una putada, lo reconozco, pero en el fondo me alegro. Nunca me gustó Sofi para él. El chico es demasiado espabilado y listo para tener como novia a una amiga mía. No pienses que odio o desprecio a mi amiga, la verdad es que la quiero como a la hermana que nunca quise tener. Lo que ocurre es que, al igual que Groucho Marx que nunca quiso pertenecer a un club que lo admitiese como socio, yo nunca quise tener amigas que fuesen admitidas en ningún club que me admitise a mi como socio. Parece un galimatías, lo se, pero si analizas la frase tiene mucho sentido, o al menos tiene algún sentido.

Mi amiga Sofi es..., como decirlo, es... plana. No es una persona simple, es una persona sencilla, tan sencilla como el funcionamiento de una cuchara de plata artesanal labrada por un ilustre orfebre. Demasiado inocente y crédula. Como el día en que le dije que Van Gogh se arrancó la oreja a mordiscos y ella me dijo que hacía falta valor para hacer algo así. No es tonta, tiene su carrera de Económicas aprobada como todo el mundo, por los pelos, pero no es ninguna iletrada. Lo que ocurre es que es demasiado guapa como para ser de un coeficiente intelectual medio. Debería ser más lista para que su belleza no eclipsara la normalidad de su intelecto.
Pero como decía, el problema de Sofi es que es sencilla en sus formas. Muy lineal para ser mujer (y lo siento por las mujeres que se sientan ofendidas, permitidme cierta dosis de misoginia).

Ayer quedé con ella por enésima vez para que me vomitara su nueva revelación sobre cómo recuperar a Rafa y a ver que opinaba de estas. Que si siendo más comprensiva, que si haciéndole mas caso, que si comprometiéndose más con el. Yo iba pidiendo cervezas y más cervezas a ver si me emborrachaba lo suficiente como para entender lo que me decía. Ella cree que soy una especie de mago, que puedo solucionarlo todo, y es que en la mente de Sofi una persona que disfruta escribiendo de vez en cuando es alguien que sabe cómo solucionar las cosas. Ella lee lo que escribo y cree que lo que hacen los personajes es lo que hace la gente normal por lo tanto, y según ella, yo debo saber todas las combinaciones posibles de situaciones que se puedan dar entre dos personas y saber que hacer y que decir en cada momento para que esa situación acabe bien. No se si me explico. Es decir, que según Sofi yo no invento, si no que transcribo. Como si tuviera una calculadora de pensamientos.


Al cabo de un rato y tras ir al baño a mear malta destilada, vuelvo y veo a Sofi con la cabeza hacia delante mirando al cenicero de la mesa como si fuera la única cosa viva en el mundo. El pelo le caía por la cara y apenas se le veía pero dislumbraban sus labios temblorosos como si estuvieran a punto de llorar. Esos labios que tiemblan como si fuera de frío pero que tan solo es el aviso de una tristeza que se va a manifestar en breve.
Me siento en la mesa y le digo que tal esta y ella levanta la cara, me mira y dice

- "¿Cómo escribirías mi historia para que tuviera un final feliz?"


Es lo que me jode de Sofi, cualquier otra persona me hubiera dicho, "Oye ¿Puedo hacerte una pregunta?" y entonces hubiera tenido unos instantes para prepararme pero Sofi desconoce esas normas no escritas sobre la vida.
Como ante cualquier pregunta jodida me tomo unos segundos de silencio, esos segundos de silencio que se dan tácitamente y que parece que se esta reflexionando sobre lo dicho. Pero en realidad lo que ocurre en esos segundos de reflexión es que uno piensa que sería mejor estar lejos de ese lugar y olvidar la pregunta. Apagué el cigarrillo, me levanté de la mesa, le puse a Sofi la chaqueta y le dije

Una vez en casa enciendo el ordenador y me pongo a leer naderías. Cuando llevo un rato decido que lo que le dije a Sofi igual no era lo más apropiado para ella. Creo que en ocasiones me las doy de cínico y pedante al mismo tiempo. Pienso que todo el mundo ve las cosas como yo y que todo el mundo es capaz de reírse de si mismo como yo. Sofi no es así. De pequeña un día se hizo un esguince en el tobillo, ya no recuerdo cómo se lo torció, y yo le dije que los tobillos del pie derecho con esguinces luego ya no se pueden torcer, y ella tras 3 meses de estar escayolada quiso comprobarlo y se lo volvió a torcer. Cuando fui a verla solo me dijo, "Estabas equivocado, si que se tuercen de nuevo" Sofi es así, o muy buena o muy tonta. Lo típico.
Creo que Sofi siempre me ha molestado por lo típica que es, odio lo típico, el tópico, el estereotipo, la mediocridad. Pero Sofi es mi amiga, que putada, y yo que pensaba que puedo elegir a mis amigos.
Un rato más tarde me llama Sofi.

-"Hola ¿como estas?
" Me dice ella con tono alegre un poco forzado.

-"Bien, gracias" -"Oye, respecto a lo que te dije antes... espero que no te lo hayas tomado a mal"

-"No, fue muy bonito" me dice tranquilizándome antes de que me note intranquilo. -"Creo que tienes razón, lo he estado pensando y creo que tienes razón, seguiré tu consejo"


-"Sofi, no es un consejo, bueno, es tan solo una idea, una sugerencia, no se, fue lo que se me ocurrió..., ¿de verdad que estas bien?"


-"Si tonto, déjate de preocupar, estoy bien. ¿Estabas dormido?"

-"No, ahora me iba a ir a la cama" -"Pues te dejo, que descanses, hasta mañana"

-"Hasta mañana Sofi"

... uno piensa que sería mejor estar lejos de ese lugar y olvidar la pregunta.
Apagué el cigarrillo, me levanté de la mesa, le puse a Sofi la chaqueta y le dije, -"¿que cómo terminaría una historia para que tuviera final feliz? Pondría, "Y Sofi sonrió, dejó que su amigo le pusiera la chaqueta y le dijera, -"Fin".

Sofi es muy lista al fin y al cabo, por algo tiene un amigo como yo.

12 comentarios:

YoMisma dijo...

Vaya...

Me sorprendo a mi misma... Mola tu aire cínico y pedante, no sé si antes no me he dado cuenta, o es que estás más enfadado que habitualmente.

Me gusta, sea lo que sea.

A ver si es cierto, que el final se puede establecer tan ligeramente.

Suerte y saludos,
YoMisma

Laia... dijo...

Pero eso no es más que el principio del siguiente cuento, no?

Chocolat Soul dijo...

Me ha encantado esta frase: (...)una persona que disfruta escribiendo de vez en cuando es alguien que sabe cómo solucionar las cosas. Esa misma sensación tengo yo a veces, no sé, parece que como a uno le gustan estas cosas puede echarle más imaginación y mentirle a los demás mejor?

Pobre Sofi. Yo creo que él era el que no valía para ella aunque, afortunada es por tener un amigo como tu. (Yo los prefiero cínicos pero realistas!)

Petons!

El Catódico Errante dijo...

Mola.

Srta.Marta dijo...

hombre... lo de Van Gogh y su propia oreja arrancada a mordiscos por él mismo... leches... iba en serio que se lo creyó? Cuánto tardó en darse cuenta de la barbaridad? Yo creo que más bien, en tu afán de protección fraternal, quieres protegerla del típico tópico (que no siempre lo es) de: guapa = cortita... sin ánimo de ofender eh! si la inteligencia se midiese por ese rasero de a más belleza exterior - inteligencia, yo sería superdotada

Sr.Atrapao dijo...

¿y no hay sexo al final? ¿nada de sexo? ...malditos finales modernos.

yo,lamiss dijo...

Ésta historia me resulta tan increiblemente familiar que me hace confirmar dos cosas. Una que, aunque definas a Sofi como una persona mediocre y tópica, puedes ser un gran amnigo y dos, que gracias a tu cinismo y pedantería eres un magnífico escritor. Mancantao.

patri-cia dijo...

Todos tenemos extraños amigos que, a pesar de todo, nos quieren una y otra vez.
De todos modos, otro buen final sería:
Rafa es gay, por eso no te hace caso. Está intentando salir del armario. Y ese camarero tan guapo que nos sirve la cerveza no para de mirarte.

moonlight dijo...

pues yo encuentro genial la pregunta de: "¿Cómo escribirías mi historia para que tuviera un final feliz?"... estaría bien poder escribir los finales de las historias :)

Javi dijo...

Jó!, me alegra de que gustara tanto esta historia.

Yomisma, los finales se establecen con facilidad, lo difícil es mantener esa decisión

Laia; ya lo decía Aute: -"El final de esta historia/ enésima autobiografía de un fracaso/ No nos sirva de ejemplo / y aún hay quien afirma que el amor es un milagro"

Chocolat; por supuesto que escribir es dominar y mentir, y lo que es mejor y me recuerda a una frase de otro escritor -"La diferencia entre la realidad y la fantasía es que la la realidad nos dice que los dragones no exiten, y la fantasía no enseña cómo matarlos".

Srta. Marta; la belleza está sobrevalorada, la inteligencia está peligrosamente valorada.

Atrapo; siempre hay sexo, al inicio y al final. Es implícito.

Yo,lamiss; muchísimas gracias, además tus palabras me llegaron en un día especialmente difícil y me alegraron. Estas historias son universales y siempre nos tocan.

Patri-cia; tu final es perfecto para cuando salga el DVD con "finales alternativos".

Moonlight; los finales se van escribiendo ya desde el principio. Al final tan sólo los rubricamos.

Bufón Cósmico dijo...

"tan sencilla como el funcionamiento de una cuchara de plata artesanal labrada por un ilustre orfebre" genial!!

Sofi no debería preocuparse por un tipo llamado Rafa, estoy seguro de ello. XD

Hydra Hyde dijo...

Yo creo que Sofi es más lista que todos nosotros.