martes, 22 de septiembre de 2009

Huida hacia adelante.


-"¿Que por qué estoy aquí? Bueno, pues supongo que porque no me gustaba mucho lo que había allí. ¿Que había allí? Pues allí estaba el éxito, los amigos... bueno, cierto éxito y algunos conocidos.


Mi mujer..., no, no exactamente mi mujer, mi compañera..., uf, qué horrible suena eso de “mi compañera”. Mi chica, si, mi chica que es como a ella le gustaba que le dijera. También estaba mi hijo al que veía poco, y la madre que lo parió a la que veía menos. Bueno y un cheque para ellos todos los días uno de cada mes. ¿Que qué mas había allí? Allí había subvenciones, alta tecnología con “a” mayúscula y “t” mayúscula. Tipos en minúscula que te venden Kleenex en los semáforos, posibilidades de viajar, el teatro..., ¡Ah, bueno! Y fútbol, fútbol todos los domingos y bastantes miércoles. No, pues si allí es una ciudad estupenda, además de cinco millones de personas que son felices cuando aparcan en doble fila en medio de un tráfico alegremente espeso rodeados de nubes de mensajeros. Yo adoro las grandes ciudades, su trajín, su vida, las adoro sobre todo por la noches cuando parecen transatlánticos iluminados ¿verdad?. Para mi la ciudad siempre será la noche.


Mi chica me dejó y eso debió influir y también el fracaso de mi última comedia. Y bueno, y un poco que yo soy de minoría minoritaria y eso te lleva, irremediablemente, al grupo semi mixto. La independencia es una tontería, ya saben, Renoir lo decía, y antes mi padre; -”Si eres independiente, adiós, te mueres solo”. Total, que todo se juntó como pasa siempre.


¿Qué que hay aquí? Pues aquí nada que me guste. El mar me da miedo, la playa me aburre, odio la lluvia y no soporto la humedad. Y sobre todo sólo hay fútbol cada quince días, domingo sí y domingo no.


Yo soy un tipo, bueno..., bastante cobarde, nunca me he enfrentado con la vida siempre la he cedido el paso, por eso todavía no se si lo mío fue que me fui o que me echaron. En cualquier caso ya saben; soldado que huye sirve para otra guerra. Así que es evidente, ¿no? como ya se habrán dado yo soy lo que cualquier estratega de la sociología como Amado de Miguel o Juan José Linz definirían como el más claro ejemplo de la huida hacia adelante. Eso es. Bueno, la huida no, yo soy la fuga hacia adelante"



Jesús Puente en "Asignatura aprobada"

2 comentarios:

Laia... dijo...

No he visto la película, pero te aseguro que acaban de entrarme ganas!

Chocolat Soul dijo...

Me guuuuuuuuuuuusssssssssssta! Para cuando una nueva publicación boy???