jueves, 11 de junio de 2009

Querido diario...

El anterior fin de semana cuatro muyahidines decidieron sacrificar sus hígados y sus bolsillos para mayor gloria de dios. En un Forfi azul eléctrico (Al que a partir de ahora pasaremos a denominar Wilbur Smith) y equipados con un cassette autorreverse con el Chivi dando vueltas en sus tripas, decidieron atacar objetivos declarados de interés militar en la capital del Reino de España y alrededores.

Dichos objetivos estaban distribuidos por toda la cuidad, asi que no quedó otro remedio que dividir la misión en dos partes bien diferenciadas. A saber; el virenes hacemos unas cosas y lo que viene a ser el sábado, otras.

Por lo que amparados en la oscuridad y haciendo gala de una impunidad impune, nos dirigimos al primer objetivo:


DÍA1. VIERNES

MISIÓN; LLEGAR A LA CASA DE ESTAS CHICAS A LAS 22:00 HORAS.

20:00 horas. Llegamos a Madrid. Recogemos a Rafa. Lleva un paraguas.

20:07 horas. Un Gambrinus, vaya mierda de sitio. Una jarra, charla de Paulo Coelho con tremenda de turno, patada y cambio de bar.



Y me sobran 10´35´´.



20:34 horas. La Bodeguita, posiblemente el último bar auténtico de Madrid, perteneciente a una estirpe en vías de extinción; los baretos chungos. Cuatro rondas de Heinekien y una ronda más de San Miguel.

21:50 horas. Chiringuito de Huang el Chino. Compramos toda la birra que queda.

21:55 horas. Nos disponemos a buscar el famoso barrio de Moratalaz. David al volante, un servidor de copiloto y el Chivi a toda ostia. No hay nada en esa frase que no me guste.

22:00 horas. Nos perdemos. Abro una lata. Pshhh.

22:15 horas. Nos volvemos a perder. Joder... Pshhh

22:45 horas. Nos entra hambre. Encontramos un Telepizza. Dos familiares con carne y barbacoa y una rondita de birras.

23:00 horas. La novia de David se atora y decide ir a buscarnos. Le pedimos una birra.

23:02 horas. Nos damos cuenta de que habíamos pasado por delante de la casa de estas tías como 33 veces. Presa de la desolación me abro otra lata. Pshhh.

23:04 horas. Llegamos tarde y borrachos. A nadie le sorprende.

23:05 horas. Empezamos a dejar muy claro quien manda en la casa. o celebramos abriendo unas latas y eructando con entusiasmo. Pshhh, glub, glub, glub, jua, jua, jua. Sólo nos reímos nosotros. Que raro...

23:06 a 06:30 horas. Enorme laguna. Recuerdo que me echan algo en la bebida, vodka concretamente. Decidimos no volver a los bares de Moratalaz. La relación precio/garrafón no nos convence.


DÍA 2, SÁBADO

MISIÓN; COMER EN CASA. EL RESTO DEL DÍA POR CONFIRMAR.

12:00 horas. Terrible resacón . No bebo mas.

12:02 horas. Me dirijo a la cocina.

12:12 horas. Encuentro la cocina. Busco café y sólo hay sobres de capuccino,



(Quando arrivo a casa...)



12:13 horas. Abro una lata de cerveza. Pshhh. Tan sólo veo malos gestos y caras de asombro a mi alrededor, excepto de Dani, que parece mirarme con una mezcla de admiración y asco. Comienzo a decir tonterías.

12:45 horas. Hemos bailado, cantado y reído cual jovencitas en la edad del pavo. La mezcla de Kiss Fm y San Miguel es fantástica. De repente todo encaja; la vida es maravillosa, el mundo me sonríe, me lo estoy pasando e puta madre. Lo celebro abriéndome una lata. Pshhh.

12:55 horas. En medio de esta vorágine de acontecimientos decidimos hacer la comida. -"Yo me encargo", dice Dani. -"Necesitaré cuarto litro de nata, un huevo, cebolla, pimienta, una botella de whisky y pasta en abundancia. Ah! y espaguettis también" Sólo hay tallarines. Los echamos a cocer y nos abrimos unas latas. Pshhh. Pshhh.

13:20 horas. Llama David. -"Que váis a hacer?"

13:25 horas. Nos vamos de cañas. La pasta se ha pasado y de repente ya no tenemos hambre. El que quiera comer que cocine. Dejamos a las chicas en casa y lo celebramos con sonoros eructos. Ya no hay birra.

13:24 a 15:00 horas. Enorme laguna. Damos vueltas en coche sin dirección aparente. Al menos esa es mi percepción de las cosas.

15:00 horas. Restaurante alemán. Birras, salchichas, ensalada de patatas. Discusión sobre si la salsa lleva o no mostaza. Uno de los miembros del comando padece numerosas alergias de tipo alimenticio. Curiosamente ninguna de las bebidas espirituosas disponibles en los bares de moda se encuentras en su lita de alimentos prohibidos. Apostamos sobre la nacionalidad de la camarera, que por cierto está tremenda. República Dominicana. Gano yo.

17:00 horas. Mas o menos. Cambio de parroquia. La hora del café. Antiguo Edificio del ABC. Nos ponemos de café hasta las orejas. Creo que pago yo. Terrible sablazo. Tanto café me excita. Propongo cambio de sitio para aplacar tanto mi ira como mi sed.



Nunca había pagado seis cafés con tarjeta.


19:00 horas. Miles de vueltas buscando aparcamiento. Localizamos local de moda y comenzamos a privar como cosacos. Vodka con Martini para mi y mojitos para los demás.- Voy como una moto. Me hago amigo de dos niños pequeños y un perro. En mi estado su conversación me parece interesante y profunda.

21:00 a ¿¿:?? horas. Volvemos a casa. Hago la cena. Hamburguesas quemadas para todos. Botellón, y a mis años. Conozco a mi alter ego femenino. Borde, mal encarada, arrogante, zafia y mentirosa. Irónica, sarcástica y de las que disparan con bala. Gasta absurdas cantidades de dinero en cachivaches electrónicos y lee la misma literatura fantástica que yo. Me enamoro. Lo celebro dando un largo trago a mi cerveza y soltando un sonoro eructo. Creo que en ese momento ella se enamora de mi.

01:00 horas. Me peina una tremenda. Salimos. Centro de Madrid. Casa de Cuba. Nos ponemos todos de mojitos hasta las cejas.

02:00 a 05:30 horas. Todo borroso. Cinco o seis bares. Le entremos a todo y todo nos da patadas. Volvemos a Moratalaz y nos ponemos de garrrafón hasta las cejas. Bailo con una borde. Me gusta.


DÍA 3, DOMINGO

11:00 horas. Me despierto congelado de frío. Decido coger una manta y poner la tele. Dibujos. ¡Bien!

11:00 a 13:00 horas. Se despierta la tropa. Alguien me hace un café. Lleno de agradecimiento sostengo la taza humeante lleno de agradecimiento y con las manos temblorosas.

13:00 horas. Hacemos cocinitas. Patatas fritas con huevos. Nos las arreglamos para que nos salgan con el culo. En un momento dado Dani baja a por birras porque, sin saber cómo, se nos han acabado. Como es tradición lo celebramos enseñándonos los unos a los otros los pies.

13:00 a 18:00 horas. Apalanque total. Hacemos zapping como posesos y vemos todos los programas de la tele.

18:30 horas. Nos piramos, no sin antes tomarnos la última en una cafetería de moda.

19:00 horas. Carretera y manta. Nos piramos a casa.

19:30 horas. Por fín en casa. Nos acercamos a la barra y pedimos tres tubos de cerveza, una con poca espuma. Tres hamburguesas, una de ellas sin pepinillo ya que uno de los integrantes del comando es alérgico a casi todo.

22:00 horas. A casa de nuevo.

22:33 horas. Se me ocurre poner "El sexto sentido".

22:34 a 02:30 horas. Doy vueltas por la casa con una sartén y una biblia encendiendo todas las luces y rezando ave marías como un poseso. Me acojono, lloro y finalmente me derrumbo en el pasillo hecho un ovillo. Murmuro frases inconexas y duermo presa del cansancio.


DÍA 4, LUNES

Hora sin definir. Duermo hasta que me duele la espalda. Menos mal que trabajo por la tarde porque sería incapaz de madrugar hoy.

14:00 horas. Desayuno.


Mucho mejor estos findes que aquellos en los que me cuento los dientes, (los míos, claro), no cuando son dientes ajenos.

3 comentarios:

Sr.Atrapao dijo...

Asi que eres tu el que se llevó el sexto sentido pedazo de cab***...
Por cierto estamos preparando el próximo finde para Amsterdam, vuelo tirado, piso gratis, contamos contigo.

yo,lamiss dijo...

Jo Javi tu Javi... gran entrada la tuya y gran fin de semana pero ¿mojitos...? ¿san miguel? ¿cafés en abc serrano? ¡pero a qué clase de sitios vas tú!

En fin, da igual, me alegra leer que ahora tus fines de semana son bastante mejor que antes, cuando te contabas los dientes... pero ojo, no te excedas y cuida las neuronas, no vaya a ser que se te acaben y nos prives de este blog tan especial...

Y una última apreciaciòn: desayunar un lunes a las 14:00 es un gran placer que sólo pueden permitirse la gente que trabaja desde casa o simplemente, no trabaja... sea lo que sea, te admiro igualmente. Saludos!

Chocolat Soul dijo...

Jajajaja a mi más que sorprenderme de lo que bebeis lo que no se es como no teneis el colesterol poseído! No es posible tanta mala comida en tan poco tiempo! xDDDDDDD

Pero oye, que pasó con la enamorada? Cuentanosssssssssss... no puedes enamorarte y no contarnos si hubo tema o no??!!!!